domingo, 22 de mayo de 2016

IES Alfonso II

Cambiando un poco (aunque no del todo, obviamente) el enfoque del blog, os traigo hoy un edificio, a petición de Noticionso Radio que tiene para mí un significado especial: el instituto Alfonso II.  El edificio actual, que consta de dos pabellones, fue construido durante 1939, el Pabellón Antiguo, y durante 1967, el Pabellón Nuevo. El Pabellón Antiguo, que se basa en modelos y diseños de la prestigiosa escuela alemana de arquitectura Bauhaus, se construyó encima de una vivienda de un Médico que fue destruida en la Revolución del 34: Villa Roel. El Pabellón Nuevo, se construyó al lado del Antiguo.

Además, el instituto cuenta con otros edificios más pequeños dentro de su recinto, como son La Casina (construida en 1948 para servir de Escuela Preparatoria), el Polideportivo (que abrió sus puertas en el 1971; antes se hacía la Educación Física al aire libre y si llovía...) y una casa para los conserjes. Además, en el 2004 se realizó otra ampliación, que consistió en una pequeña estructura añadida al Pabellón Nuevo.

Este instituto, como dije antes, es muy importante para mí, pues es donde estoy estudiando Secundaria. Además, el Pabellón Antiguo, con ese estilo Bauhaus que tiene, me encanta y en conjunto me parece un edificio formidable, desde el punto de vista de su antigüedad y también de la cantidad de gente que se ha formado dentro de sus paredes. Y, si bien es cierto que el interior y todo el Pabellón nuevo están un poco ‘‘acabados’’ (desgraciadamente, no hay dinero para hacer reformas), eso no disminuye su presencia en la ciudad.

El Pabellón Antiguo desde la calle (Google images)

4 comentarios:

  1. Me encanta saber cada vez más del lugar donde tú estudias, que coincide ( el lugar, no el edificio) con aquel donde estudió la hermana de mi madre en la segunda década del sigo pasado. Sigue dándonos buenas informaciones.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta que hayas hecho esta entrada.

    ResponderEliminar
  3. Me cuesta aceptar que sepas tú de mí Oviedo más que yo, pero en este caso me sorprendiste gratamente.

    ResponderEliminar